“Siempre recuerde que el fracaso es un evento, nunca una persona, una actitud no un resultado. Es un caminar enseñándote algo y agregando a tu experiencia”Bill Newman

¿Alguna vez ha fallado en algo? ¡Por supuesto, todo hemos fallado en algún momento de nuestras vidas!

Realmente no importa si has fracasado, el problema es si te has conformado con tu fracaso. El fracaso es un proceso normal en la vida del ser humano. Debemos fallar para ser capaces de hacer un inventario de nuestras vidas y reorganizarnos.

Puedo decir con toda honestidad que he perdido más dinero de lo que he hecho en los diez años que he estado en los negocios. Si me hubiera detenido la primera vez que fracasé, no estaría donde estoy hoy. No tendría la experiencia y los logros que tengo hoy.

No hay tal cosa como un éxito durante la noche. Cada atleta importante, un millonario hecho a sí mismo, y la persona exitosa te dirá que han fracasado. Sus fracasos son lo que les dio la sacudida extra de energía para encontrar su pasión y hacer una reaparición.

  • Michael Jordan: Después de ser cortado de su equipo de baloncesto de la escuela secundaria fue a casa se encerró en su habitación y lloró. Se levantó y su fue  logro ser 6 veces Campeón de la NBA, 5 veces Jugador Más Valioso de la Liga NBA.
  • Oprah Winfrey: Fue degradada de su trabajo como presentadora de noticias porque no estaba “en forma” para la televisión. No hizo caso a la critica y se convirtió  en la anfitriona de un programa de entrevistas premiado con varios reconocimientos y hoy es una de las mujeres más influyentes del mundo.
  • Los Beatles: rechazados por los estudios de grabación de DECCA que dijeron: “no nos gusta su sonido. No tienen futuro en la industria de la música y en el mundo del espectáculo”. Entre sus logros se cuentan que se convirtieron en la banda más comercialmente exitosa y aclamada por la crítica de la historia.
  • Abraham Lincoln: Su prometida murió, falló en los negocios y tuvo un colapso nervioso. Fue derrotado en 8 elecciones. Se supero y se convirtió en el décimosexto presidente de los Estados Unidos de América y abolió la esclavitud.

Estas son sólo algunas de las personas que se han convertido en personas exitosas después de enfrentar uno o más fracasos. Fracasos que marcaron sus vidas y los obligaron a tener que mirar dentro de sí mismos. Y a pesar de las opiniones de los demás, usaron sus habilidades
y talentos para convertirse en los mejores en sus campos. Les Brown lo expresó así: “No permitas que la opinión de otra persona sobre ti se convierta en tu realidad”.

El fracaso hace parte de la vida, así que acostúmbrate a ella. Sólo porque fracasas en algo no te hace un fracasado. Las personas que se convierten en expertos en su campo no se convirtieron en expertos durante la noche. El fracaso fue uno de los muchos obstáculos que tuvieron que atravesar para ganar experiencia bajo sus cinturones. Recuerde, la sabiduría es algo que se logra a través del fracaso.

Debemos entender y saber lo que es el fracaso, y lo que no es. Pero sobre todo, debemos darnos cuenta
de que incluso cuando fallamos no somos fracasados. Una persona no puede ser un fracaso, solo un evento es un fracaso. Puedo decir honestamente que no soy un desertor de la escuela secundaria, simplemente porque nunca estaba incluso inscrito en la escuela secundaria para empezar. Conozco cómo una escuela secundaria se ve en el interior porque yo o bien entregado comida allí o fui a “Back to School Night” con mis hijas. A pesar de que no fui a la escuela, todavía soy un empresario exitoso… ¡Yo solo no puedo deletrearlo! Y el éxito no es siempre sobre el dinero. Se trata de la vida y las decisiones que tomamos cada día en cada aspecto de nuestra vida.

Así que realmente no puede tener éxito verdadero sin tener fracasos en su camino. Comparo el fracaso con el fertilizante. Recuerdo muy claramente la primavera de 2013, cuando me desperté un sábado por la mañana había un horrible olor que llenaba mi casa. Estaba molesto cuando me levanté para averiguar de dónde venía el olor. Mientras caminaba hacia mi pórtico, el olor me golpeó en la cara. Mi jardinero estaba poniendo fertilizante en la hierba y las plantas, y estaba usando “lo mejor” de las vacas y estiércol de caballos. Explicó los beneficios del uso de estiércol, y yo dije:

–“Sí, eso podría ser pero apesta!”
– Él respondió: Eso puede ser pero todo lo que tienes que hacer es soportar el olor por un corto período de tiempo, entonces verás cuán fuerte y verde será tu
hierba y cuán fructíferos serán los árboles.

En ese momento, la luz se encendió en mi cerebro y las puertas de la comprensión se abrieron. Mi revelación: las plantas, los árboles y la hierba no están interesados e n averiguar cómo, quién o por qué se les arroja estiércol. Su única preocupación es absorber todos los nutrientes que se encuentran en esa materia orgánica (mierda) para hacerse más fuertes y más fructíferos. Lo mismo ocurre con la gente.

Como seres humanos, necesitamos algo de “mierda” en nuestras vidas para ser más productivos, fructíferos y fuertes. Vivimos nuestras vidas tratando de evitar la mierda, o más aún, si se nos lanza un poco de ella nos vamos a enojar. Sin embargo, las plantas no se van a negar a tomar los nutrientes y crecer por este alimento. Nosotros debemos permitir que el olor horrible del estiercol en nosotros NOS FORTALEZCA. Fallar es un MIERDA, pero a los emprendedores como a las plantas nos lleva al éxito.

¡Permite que el estiércol de la vida te haga más fuerte!

“El fracaso es el fertilizante para un ser humano, como el estiércol es el fertilizante de una planta”Miguel Sánchez

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.